Tl: 944 645 657

Mov: 639 266 554

Ibaigane, 15, planta 5, dpto 3 EDIFICIO METRO Ver mapa

c/ Colón de Larreategui 26 Ver mapa

nov 1

El ” vacio emocional ” y las relaciones de pareja

http://www.elenaaurrecoechea.com/wp-content/uploads/2014/11/images1.jpegEl ” vacio emocional ” y las relaciones de pareja

 

 

 

 

 




La falta de exresión emocional y  de gestión de los sentimientos dificulta las relaciones interpersonales.

La dificultad para discriminar y expresar afectos se llama Alexitimia.

Las personas que padecen alexitimia, aún llevando una vida social normal, casi siempre ajustada a lo correcto y a la norma, no muestran sus afectos, tienen escasa empatia y dificultad en la toma de decisiones personales. Pueden relacionarse y sentir atracción sexual, sin embargo,son frias al no verbalizar ni gestualizar emociones, como si no encontraran   la palabra para definir el sentimiento, expresando vagamente lo que sienten. Suelen ser personas de aspecto rígido, frio, con poca expresión facial y escasa espontaneidad.

Estas dificultades pueden repercutir en las relaciones de pareja, según el estudio realizado por el profesor Alberto Espina Eizaguirre, de la Universidad del País Vasco, sobre Alexitimia Y Pareja, que podemos leer a continuación y que señala los desajustes en la pareja además de diferencias de ajuste en función del sexo.

 

Psicothema 2002. Vol. 14, no 4, pp. 760-764

ISSN 0214 – 9915 CODEN PSOTEG Copyright © 2002 Psicothema

Alexitimia y relaciones de pareja

Alberto Espina Eizaguirre Universidad del País Vasco

En este trabajo se estudian las relaciones entre alexitimia y ajuste diádico en parejas. Para ello fueron evaluadas 72 parejas sin patología física ni psíquica grave con la Toronto Alexithymia Scale (TAS-20) y la Dyadic Adjustment Scale. Los varones con alexitimia mostraron peor ajuste diádico y, en ambos esposos, la alexitimia predijo un peor ajuste de pareja. Estos resultados sugieren que la alexitimia de- bería tenerse en cuenta en la terapia de pareja.

Alexithymia and couple relationships. In this article, the relationships between alexitimia and dyadic adjustment in couples are studied. 72 couples without serious physical or psychological pathology, we- re evaluated with the Toronto Alexithymia Scale (TAS-20) and the Dyadic Adjustment Scale. The ma- les with alexitimia showed worse dyadic adjustment and, in both spouses, alexitimia predicted a wor- se dyadic adjustment. This results suggest that alexitimia should be taken into account in the couple therapy.

La alexitimia se caracteriza por: 1) dificultad para identificar y describir sentimientos, 2) dificultad para distinguir los sentimien- tos de las sensaciones corporales del arousal emocional, 3) pobre- za de la vida fantasmática y 4) un estilo cognitivo externamente orientado (concreto, utilitarista, literal, referido a acontecimientos externos) y un estilo de vida orientado a la acción (Nemiah, 1977). La regulación de las emociones incluye los sistemas neurofisioló- gico, motor-expresivo y cognitivo-experiencial (conciencia subje- tiva y verbalización de los estados emocionales), mientras que las relaciones sociales pueden actuar como fuente de apoyo o estrés, influyendo también en la regulación de las emociones (Taylor, Bagby y Parker, 1997). La alexitimia es conceptualizada actual- mente como un déficit en el componente cognitivo-experiencial de la respuesta emocional y en la regulación interpersonal de las emo- ciones (Berenbaum y Prince, 1994; Martínez-Sánchez y Martín, 1997; Martínez-Sánchez, Ato-García, Córcoles, Huedo y Selva, 1998; Taylor, 2000).

La alexitimia correlaciona positivamente con neuroticismo y depresión (Lesser, 1985; Hendryx, Havilland y Shaw, 1991; San- din, Chorot, Santed y Jiménez, 1996), ansiedad (Bagby, Taylor y Atkinson, 1988; Cochrane, Brewerton, Wilson y Hodges, 1993; Martínez-Sánchez, 1996; Sandin et al., 1996), neuroticismo (Mann, Wise y Shay, 1992; Schiattino, Sanfuentes, Lagarribel, Ja- ra, Lolas y Liberman, 1998; Luminet, Bagby, Wagner, Taylor y Parker, 1999), psicoticismo (Schiattino et al., 1998) y negativa- mente con extraversión (Parker, Taylor y Bagby, 1989; Luminet et al., 1999).

Fecha recepción: 13-11-01 • Fecha aceptación: 30-4-02 Correspondencia: Alberto Espina Eizaguirre Facultad de Psicología Universidad del País Vasco

20018 San Sebastián (Spain) E-mail: ptpeseia@ss.ehu.es

Parker, et al. (1989) afirmaron que la alexitimia no está asocia- da a la edad, sexo, nivel educacional, nivel económico, riqueza de vocabulario ni a la inteligencia; estos autores hallaron en pobla- ción normal un rango de alexitimia de 15-22%. La alexitimia se ha encontrado en trastornos somatoformes, alcoholismo, toxicoma- nías, estrés postraumático, asma, depresión, juego patológico, tras- tornos alimentarios, etc. (Fernández-Montalvo y Yárnoz, 1994; Taylor, 2000). En los grupos controles utilizados por estos autores encontramos un rango de alexitímicos de 5-27%, mientras que Parker et al. (1989) hallaron un rango 15-22% en estudiantes de Canadá y USA.

Para evaluar la alexitimia se han desarrollado varios instrumen- tos, siendo el más válido y fiable la Toronto Alexithymia Scale (TAS) desarrollada por Taylor, Ryan y Bagby (1985). Esta escala ha sufrido varias modificaciones hasta la versión de 20 ítems (TAS-20) (Bagby, Parker y Taylor, 1994; Bagby, Taylor y Parker, 1994), la cual consta de 3 factores: 1) dificultad para identificar los sentimientos y diferenciarlos de las sensaciones físicas debidas a la activación emocional, 2) dificultad para expresar sentimientos y 3) pensamiento orientado externamente. Las propiedades psico- métricas del TAS-20 han sido avaladas por el estudio de Parker, Bagby, Taylor, Endler y Schmitz (1993).

L a            in f l ue n c ia            de            la            a l e xi t im i a            e n            l a s            r e l a c i on e s            in te r p e r s o n a l e s ha            s id o            p oc o            e s tu di a da ,            Kr i st a l            ( 1 9 82 )            y            K r u eg e r            ( 19 98 )            s e ña l a – r on            q ue            l os            a l e xi tí m i c os            e r a n            po c o            e m pá t i c os ,            lo            c u a l            d if i c u l t a r í a su s            r e l a c io ne s            in te r p e r s on a le s            y            P os ne r            ( 2 00 0 )            d e st a c ó            q ue            l os a l ex it ím i c os ,            a d e m á s            de            s e r            p oc o            e m pá t ic o s,            t e nd í a n            a            e s t a bl e c e r un            e st i lo            de            a p e go            e v i t a t i vo.            En            l a s            r e l a c i on e s            d e            p a r e ja            e l            « po – n e rs e            e n            e l            l u ga r            de l            ot r o »            ju e ga            u n            p a pe l            im p or t a nt e            e n            l a            to m a de decisiones consensuadas y en el ajuste emocional. Los sujetos a l ex it ím i c os ,            a l            n o            p od e r            i de n ti f ic a r            y            d e sc r i bi r            l os            se n ti m i e nt os p ro pi os            y            a j e n os ,            t e nd r á n            l im i ta c i on e s            e n            s us            v ín c ul os            e m            oc i on a – le s ;            e l            i m pa c to            de            e st a s            di f ic u lt a de s            e n            l a s            r e l a c i on e s            d e            p a r e j a , a un qu e            h a            si do            s ug e r i do            p or            l os            c l ín ic o s ,            n o            h a            s id o            e st u di a do e m p í ri c a m e n t e .

ALEXITIMIA Y RELACIONES DE PAREJA            761

El objetivo de este trabajo es estudiar las posibles relaciones entre la alexitimia y el ajuste diádico en parejas sin patología.

Método

Sujetos

L a            m u e s t r a            e st a b a            c om pu e st a            p or            7 2            p a r e j a s            d e            l a            po bl a c i ó n ge n e r a l .            L a s            c a r a c te r í st i c a s            s oc i o de m o g r á f ic a s            de            l a            m u e s t r a            to – tal eran: edad de los esposos, media 51,53 (DT= 4,75); edad de las esposas, media 49,74 (DT= 4,68); hijos de la pareja, media 2,92 (DT= 0,88); medio urbano (93,1%); nivel socioeconómico ba j o            e l            25 %,            m e d io            e l            3 8, 9 %            y            a lt o            e l            3 6 , 1 %.            T e ní a n            ba c h i l l e r e le            m e nt a l            o            i n f e r io r            e l            56 , 9 %            de            l o s            e s p os os            y            e l            8 4 , 7%            d e            la            s            e s – posas; sin estudios el 1,4% de las esposas; el 75% de los esposos y            e l            23 ,7 %            d e            la s            e s po sa s            te ní a n            u n            r a n g o            p r o fe s i on a l            d e            ti t ul a – c ió n            m e di a            a            tr a ba j a d or            c u a li f i c a do ,            e l            73 %            d e            l a s            e s po s a s            e r a n amas de casa. El 90,3% de los esposos y el 94,5% de las esposas e r a n            c a tó l ic o s .            L os            c r i t e r i o s            d e            s e le c c i ó n            d e            l a            m u e s t r a            f u e r o n            l os si g ui e nt e s :            q u e            tu vi e r a n            h ij os ,            q u e            no            p a de c i e r a n            e n f e r m e d a d e s físicas o psíquicas y que puntuaran < 6 en el Goldberg Health Q u e s t i o n a i r e – 2 8            ( G o ld be r g            y            H il li e r ,            1 9 79 ) ,            < 45            e n            la            S e l f – R a – ti n g            A nx ie ty            S c a l e            ( S A S )            ( Zu ng ,            1 97 1 )            y            < 1 2            e n            B e c k            De p re s – si o n I nv e n t o r y ( B DI ) d e B e c k , W a r d , M e nd e ls o n, M oc k y E r b a un (1 9 6 1 ).

Materiales

–            Toronto Alexithymia Scale (TAS-20) (Bagby, Parker y Tay- lor, 1994) escala autoaplicada de 20 ítems. Consta de 3 fac- tores (Bagby, Taylor y Parker, 1994; Martínez-Sánchez, 1996): F1: dificultad para identificar sentimientos, F2: difi- cultad para describir sentimientos y F3: pensamiento orien- tado externamente. Siguiendo a Taylor, Parker, Bagby y Bourke (1996), el punto de corte utilizado es 60. Ha sido uti- lizada la adaptación española de Martínez-Sánchez (1996).

–            Beck Depression Inventory (BDI) de Beck, Ward, Mendel- son, Mock y Erbaun (1961). Es un cuestionario autoaplica- do de 21 ítems. Ha sido utilizada la adaptación española de Conde y Franch (1984).

–            Self-Rating Anxiety Scale (SAS) (Zung, 1971). Es un cues- tionario autoaplicado de 20 ítems con 4 opciones de res- puesta. Ha sido utilizada la adaptación española de Conde y Franch (1984).

–            Goldberg Health Questionnaire (GHQ-28) (Goldberg y Hi- llier, 1979). Cuestionario autoaplicado de 28 ítems, sirve para evaluar el estado general de salud mental. Ha sido uti- lizada la adaptación española de Lobo, Pérez-Echeverría y Artal (1986).

–            Dyadic Adjustment Scale (DAS) (Spanier, 1976). Es una es- cala autoaplicada de 32 ítems que mide cuatro áreas de la re- lación de pareja: Consenso, Cohesión, Satisfacción y Ex- presión de afecto. Además da una medida global de la can- tidad de ajuste que percibe cada miembro de la pareja (pun- tuaciones >105 indican buena cantidad de ajuste) y evalúa la calidad de la relación sobre la base de la diferencia de pun- tuación (valor absoluto) obtenida en el ajuste total de cada miembro de la pareja (una diferencia > de 5 puntos indica mala calidad de ajuste). Ha sido utilizada la adaptación es- pañola de Echeburúa y Corral (1998).

Procedimiento

La muestra fue recogida al azar de la población general, expli- cándoles que se trataba de un estudio de la Universidad del País Vasco sobre el impacto en las familias de la presencia de un hijo con trastornos psicopatológicos, y para el que se necesitaba un grupo de comparación de familias sin patología. Una vez realiza- do en contacto las pruebas eran pasadas por psicólogos entrena- dos, en el hogar y por separado a cada miembro de la pareja.

Lo            s            a ná li            si            s            e sta d            íst            ic os            e m p            le a dos            ha n            si            do            ,            T            de            S tud            e nt,            c h i – c u a d r a d o ,            p r u e b a            e x a c t a            d e            F i s h e r            p a r a            t a b l a s            d e            2 x 2 ,            r e g r e s i o n es            l i – n e a l e s            m ú l t i p l e s            p o r            p a s o s            y            c o rr e l a c i o n e s            d e            P e a r s o n .            A n t e s            d e            r e a – l i z a r            l a s            p r u e b a s            p a r a m é t r i c a s            s e            c o m p            r o b ó            ,            m ed            i a n t            e            l a            p r u e b            a            d            e K o l m o g o r o v – S m i r n ov ,            q u e            l a            d i s t r i b u c i ó n            d e            l a s            v a r i a b l e s            e r a            n o r – m al ,            d e            t o d as            f o r m a s ,            a l            s e r            r e d u c i d a            l a            n            d e l            g r u p o            c o n            a l e x i t i m i a            s e r e p i t i e r o n            l o s            a n á l i s i s            d e            l a            T            d e            S t u d e n t            c o n            l a            p r u e b a            n o            p a r a m é t ri – c a            d e            M a n n -W h i t n e y .            L o s            a n á l i s i s            f u e r o n            re a l i z a d o s            c o n            e l            p a q u et e e sta d íst ic o            St a tis ti ca l            P a ck a ge            f or            the            So c ia l            Sc i e nc e s            ( S P S S )            V.            1 0.

Resultados

Al estudiar la relación entre la alexitimia y las variables socio- demográficas no hemos hallado diferencias significativas, excepto en los maridos en la variable religión: en los alexitímicos (TAS-20 >60) hay más frecuencia de la esperada de ateos, agnósticos y de otras religiones, y en los no alexitímicos (TAS-20 ≤60) menos ca- tólicos de los esperados (χ2= 8.756, gl.3, p= 0,033). Al analizar la variable religión en relación con el DAS y sus subescalas no he- mos hallado diferencias significativas entre católicos y no católi- cos. Al comparar maridos y esposas en el TAS-20 y sus factores no hallamos diferencias estadísticamente significativas. Tampoco hallamos diferencias en ambos sexos en alexitimia/no alexitimia.

Al comparar los maridos alexitímicos/no alexitímicos en el DAS y sus escalas, podemos observar en la tabla 1 que los alexití- micos (n= 15) presentan peor ajuste diádico que los no alexitími- cos (n= 57). Los resultados obtenidos con la prueba de Mann- Whitney son semejantes.

En la tabla 2 podemos observar que entre las esposas alexití- micas (n= 13) y las no alexitímicas (n= 59) no existen diferencias en el DAS y sus escalas. Los resultados obtenidos con la prueba de Mann-Whitney son semejantes.

Tabla 1

Comparativa entre maridos alexitímicos (TAS-20 >60) y no alexitímicos (TAS- 20 ≤60) en el DAS y sus escalas

Alexitimia            N            Media            Dt.            t            gl            Sig.

Consenso            SÍ            15            049.20 NO            57            054.24

Satisfacción            SÍ            15            038.60 NO            57            041.75

Afecto            SÍ            15            008.86 NO            57            010.24

Cohesión            SÍ            15            011.86 NO            57            015.01

DAS            SÍ            15            108.53

08.80 05.07

03.37 03.57

02.09 01.40

04.13 04.94

14.18 10.32

-2.127 -3.072 -2.406 -2.266 -3.916

16.518            .049 70            .003 17.433            .028 70            .027 70            .000

NO            57

121.26

TAS-20= Toronto Alexithymia Scale; DAS= Dyadic Adjustment Scale

762            ALBERTO ESPINA EIZAGUIRRE

En los maridos hallamos correlaciones positivas entre el TAS- 20 total y sus factores, lo mismo sucede en el DAS con sus esca- las (ver tabla 3). Estos resultados avalan la fiabilidad de ambas es- calas. Mientras que en las relaciones entre ambos instrumentos, solo hallamos una correlación negativa entre el F1 (dificultad para identificar sentimientos) del TAS-20 y el DAS total; es decir que, en los varones, a mayor dificultad para identificar los sentimien- tos, peor ajuste diádico.

En las esposas también hallamos correlaciones positivas en el TAS-20 y sus factores, y el DAS y sus escalas. Mientras que entre ambos instrumentos, solo hallamos una correlación positiva entre el TAS-20 y el F3 con la escala de Expresión de afecto del DAS (ver tabla 4). Es decir que, en las esposas, a mayor puntuación to- tal en alexitimia y en pensamiento externamente orientado, más expresión de afecto percibe en la pareja.

Fue realizada una serie de regresiones lineales múltiples por pasos para predecir el TAS-20 y sus factores basado en las varia- bles independientes DAS y sus escalas. En los esposos, los resul- tados para el F1 (dificultad para identificar sentimientos) son: (R2= 0,054), para DAS total [beta= -0,260, t(70)= -2,253, p= 0,027]. Con el TAS-20 total, F2 (dificultad para describir sentimientos) y F3 (pensamiento orientado externamente) no hay predicción. En

las esposas los resultados para el TAS-20 total son: (R2= 0,074), para la escala Expresión de afecto del DAS [beta= 0,2721, t(70)= 2,364, p= 0,021]. En los factores del TAS-20 de las esposas, los re- sultados con el F3 son: (R2= 0,108), para la escala Expresión de afecto [beta= 0,398, t(70)= 2,907, p= 0,005]. Los factores 1 y 2 no son influidos por el DAS de las esposas.

Finalmente, hemos comparado los maridos con Alexitimia/sin alexitimia en la calidad de la relación de pareja, evaluada sobre la base de la diferencia de puntuación (valor absoluto) obtenida en el ajuste total de cada miembro de la pareja (una diferencia > de 5 puntos indica mala calidad de ajuste) y hemos hallado diferencias estadísticamente significativas (χ2= 11.405, gl.1, p= 0,006), te- niendo los maridos alexitímicos peor calidad de ajuste diádico que los no alexitímicos. En las esposas no hallamos diferencias esta- dísticamente significativas.

Discusión

El porcentaje de alexitímicos en nuestra muestra: 20,8% de los hombres y 18,1% de las mujeres, es semejante al hallado en po- blación normal por Parker, et al. (1989). El que la alexitimia no se vea influenciada por las variables sociodemográficas de sexo, ni- vel económico, estudios y profesión, confirma los resultados de estos autores.

Respecto a la alexitimia y su relación con el ajuste diádico, des- taca que los maridos alexitímicos perciben en su relación de pare- ja menos consenso, satisfacción, expresión de afecto y cohesión, y una peor calidad en el ajuste diádico. Estos resultados sugieren que la dificultad para discriminar y expresar sentimientos y el pen- samiento externamente orientado, constituyen una dificultad para los hombres en sus relaciones de pareja; quizás debido a que, al no poder conocer y hablar de sus sentimientos y necesidades emocio- nales no puedan clarificar y negociar sus demandas.

L os            r e su l ta d o s            d e            l a s            c o r r e l a c i o ne s            y            r e g r e s io ne s            m u e s t r a n q u e,            e n            l o s            h om b r e s ,            e l            f a c to r            un o            d e l            T A S – 2 0,            l a            di f i c ul t a d            p a – r a            i de n t if i c a r            s e n ti m i e n to s            y            d i f e r e n c i a r lo s            de            se n s a c i on e s            f ís i – c a s ,            e s            u n            e l e m e n t o            c l a ve            e n            r e l a c i ón            c on            e l            a j u st e            d iá d i c o.            E s – to s            ha l l a z g os            s ug i e r e n            qu e            s i            n o            pu e d e n            di s c r im in a r            a d e c u a d a – m e n te            su s            e m o c i on e s ,            no            p o dr á n            ha b l a r            d e            e ll a s ,            n i            e m p a t i z a r c on            l a s            d e            s u            pa r e            ja ,            t od o            lo            c u a l            p od r í a            r e p e r c u t ir            e n            la            r e l a c i ó n de            p a r e j a .

Tabla 2

Comparativa entre esposas alexitímicas (TAS-20 >60) y no alexitímicas (TAS- 20≤60) en el DAS y sus escalas

Ale xitimia            N            Media            Dt.            t            gl            Sig.

Consenso            SÍ            13            051.53 NO            59            052.84

Satisfacción            SÍ            13            040.23 NO            59            040.59

Afecto            SÍ            13            010.00 NO            59            009.55

Cohesión            SÍ            13            013.69 NO            59            013.03

DAS            SÍ            13            115.46

04.68 06.62

04.12 04.59

01.47 01.69

05.25 05.03

11.19 12.27

-.674 -.262 -.867 -.423 -.154

70            .502 70            .794 70            .389 70            .673 70            .878

NO            59

116.03

TAS-20= Toronto Alexithymia Scale; D AS= Dyadic Adjustment Scale

Tabla 3

Correlaciones entre TAS-20 y sus factores y DAS y sus subescalas en los maridos (n= 72)

TAS-20            F1            F2            F3            CON            SAT            AFE            COH

F1            -.866** F2            -.816** F3            -.634**

CON            -.159** SAT            -.129** AFE            -.197** COH            -.190** DAS            -.224**

-.631** -.304** -.202** -.190** -.129** -.201** -.260**

-.258* -.125* -.131* -.217* -.146* -.192*

-.022 -.047 -.118 -.084 -.047

.428** .473** .177** .779**

.598** .415** .772**

.374** .711**

.669**

TAS-20= Toronto Alexithymia Scale; F1= factor 1 del TAS-20; F2= factor 2 del TAS-20; F3= factor 3 del TAS-20; DAS= Dyadic Adjustment Scale; CON= escala de consenso del DAS; SAT= escala de satisfacción del DAS; AFE= escala de expresión de afecto del DAS; COH= escala de cohesión del DAS.

** p<0,01; * p< 0,05.

Tabla 4

Correlaciones entre TAS-20 y sus factores y DAS y sus escalas en las esposas (n= 72)

TAS-20            F1            F2            F3            CON            SAT            AFE            COH

F1            -.793** F2 -.747** F3 -.661**

CON -.038** SAT -.025** AFE -.272** COH -.063** D AS            -.075**

-.389** -.204** -.013** -.080** -.154** -.035** -.030**

-.360** -.014*v -.011** -.134** -.079** -.054**

.098** .060** -.268** .328** -.356** .523** .128** -.012*v .478** .292** .173** -.670** .787** .642** .632**

TAS-20= Toronto Alexithymia Scale; F1= factor 1 del TAS-20; F2= factor 2 del TAS-20; F3= factor 3 del TAS-20; DAS= Dyadic Adjustment Scale; CON= escala de consenso del DAS; SAT= escala de satisfacción del DAS; AFE= escala de e xpresión de afecto del D AS; COH= escala de cohesión del DAS.

** p<0,01; * p<0,05

En las mujeres, por el contrario, no hemos hallado diferencias entre las alexitímicas y las no alexitímicas, en el DAS. Pero en- contramos que el TAS-20 total y el factor 3 correlacionan positi- vamente con la Expresión de Afecto (DAS) y la predice. El F3 ha- ce referencia al «pensamiento operatorio» descrito por Marty y de M’Uzan (1963) como un funcionamiento psicológico caracteriza- do por un estilo de vida externalizado, orientado a la acción, y un estilo cognitivo externamente orientado (referido a acontecimien- tos externos, concreto, literal, utilitarista) aferrado más a los obje- tos que a los conceptos abstractos, con falta de introspección y de análisis psicológico de los hechos, de los propios sentimientos y de su comportamiento; el pensamiento operatorio está centrado en el presente y existe una gran pobreza en la capacidad de fantasear. Las mujeres que tienen este modo de funcionamiento psíquico es- tán más satisfechas con las relaciones afectivas en la pareja, lo cual puede deberse a que el nivel de exigencia disminuye y es más fá- cil hallar un nivel aceptable de satisfacción en esa área.

Respecto a las diferencias halladas en las correlaciones de hombres y mujeres: en los hombres correlacionaba negativamente el DAS total con el factor 1 (dificultad para identificar sentimien- tos) del TAS-20; mientras que en las mujeres la escala Expresión de Afecto del DAS correlacionaba positivamente con el factor 3 (pensamiento externamente orientado) y el total del TAS-20. Po-

R e fe r

Bagby, R.M., Parker J.D. y Taylor G.J. (1994). The twenty-item Toronto Alexithymia Scale-I: Item selection and cross-validation of the factor structure. Journal of Psychosomatic Research, 38, 23-32.

Bagby, R.M., Taylor G.J. y Atkinson L. (1988). Alexithymia: A compara- tive study of three self-report measures. Journal of Psychosomatic Re – search, 32, 107-116.

Bagby, R.M., Taylor G.J. y Parker J.D. (1994). The twenty item Toronto Alexithymia Scale-II: Convergent, discriminant, and concurrent vali- dity. Journal of Psychosomatic Research, 38(1), 33-40.

Beck, A.T., Ward, C.M., Mendelson, M., Mock, J.E. y Erbaun, J.K. (1961). An inventory for measuring depression. Archives of General Psy – chiatry, 4, 561-571.

Berenbaum, H. y Prince, J.D. (1994). Alexithymia and the interpretation of emotion-relevant information. Emotion and Cognition, 8(3), 231-244.

Cochrane C.E., Bewerton T.D., Wilson D.B. y Hodges E.L. (1993). Ale- xithymia in the eating disorders. International Journal of Eating Di – sorders, 14, 219-222.

Conde, V. y Franch, J.I. (1984). Escalas de evaluación conductual para la clasificación de sintomatología psicopatológica en los trastornos an – siosos y depresivos. Valladolid, Departamento de Psicología médica de la Universidad de Valladolid.

Echeburúa, E. y Corral, P. (1998). Manual de violencia familiar. Madrid. Siglo XXI.

Fernández-Montalvo, J. y Yárnoz, S. (1994). Alexitimia: concepto, eva- luación y tratamiento. Psicothema, 6(3), 357-366.

Goldberg, D. y Hillier, V.F. (1979). A scaled version of the general health questionnaire. Psychological Medicine, 9, 139-145.

Hendryx, M.S., Haviland, M.G. y Shaw D.G. (1991). Dimensions of ale- xithymia and their relationships to anxiety and depression. Journal of Personality Assessment, 56(2), 227-237.

Krueger, T.J. (1998). Affective orientation, alexithymia, and multidimen- sional empathy in counsellors in training. Dissertations Abstracts In – ternational Section A, Humanities and Social Sciences, 58(10A), 3847.

Krystal, H. (1982). Alexithymia and the effectiveness of psychoanalytic treatment. International Journal of Psychoanalytic Psychotherapy, 9, 353-378.

Lesser, I.M. (1985). Current concepts in psychiatry: Alexithymia.New En – gland Journal of Medicine, 312, 690-692.

demos aventurar la hipótesis de que, en nuestra cultura, al educar a los varones más en el rol instrumental y menos en el mundo emo- cional, es posible que se sientan más perdidos con su pareja si no identifican adecuadamente sus sentimientos; mientras que las mu- jeres, educadas en el rol expresivo, se quejan frecuentemente de la «frialdad» de sus maridos por no adecuarse a sus demandas afec- tivas, si las mujeres son «externamente orientadas» las necesida- des emocionales podrían ser menores y la satisfacción mayor.

Los resultados de las regresiones en las esposas muestran que el TAS-20 total predice el ajuste de pareja total y la Satisfacción, la alexitimia se asocia a un peor ajuste y menor satisfacción en las esposas. También hemos visto que la dificultad para discriminar sus sentimientos puede dificultar el consenso de la pareja.

Nuestros resultados sugieren que la alexitimia es una variable a tener en cuenta en las relaciones de pareja, pues puede influir ne- gativamente en el ajuste total y en varios aspectos de la relación de pareja. En la terapia de pareja podría ser de utilidad evaluar la ale- xitimia para conocer en qué medida las dificultades conyugales se deben a posiciones encontradas u otros aspectos de la relación, o a las dificultades que puede tener alguno de sus miembros para co- nocer y expresar sus emociones. En este último caso, intervencio- nes dirigidas a mejorar la alexitimia podrían ser de gran ayuda pa- ra la pareja.

e n c i a s

Lobo, A., Pérez Echeverría, M.J. y Artal, J. (1986). Validity of the scaled version of the General Health Questionnaire (GHQ-28) in a Spanish population. Psychological Medicine, 16, 135-140.

L um i n e t ,            O .,            B a g b y ,            R . M . ,            W a g n e r ,            H .,            T a y l o r ,            G . J .            y            P a r ke r ,            J . D .            ( 1 99 9 ) . R e l a t i o n s            b e t w e e n            a l e x i t h y m i a            a n d            t h e            f i v e – f a c t or            m o d e l            o f            p e r s o n a l i t y : a            f a c e t – l ev e l a n al y s i s . J o u rn a l            o f            Pe rs on a l i t y            A s s es s m en t , 7 3 ( 3 ),            3 4 5 -3 5 8 .

Mann, L.S., Wise, T.N. y Shay, L. (1992). Factor Analysis of Toronto Ale- xithymia Scale: Elucidation of a Polythetic Construct. Psychotherapy Psychosomatic, 58, 40-45.

Martínez-Sánchez, F. (1996). Adaptación española de la Escala de Alexi- timia de Toronto (TAS-20). Clínica y Salud, 7(1), 19-32.

Martínez-Sánchez, F. y Martín, J. (1997). Influencia del nivel de alexitimia en el procesamiento de estímulos emocionales en una tarea Stroop. Psi – cothema, 9(3), 519-527.

Martínez-Sánchez, F., Ato-García, M., Córcoles, E., Huedo, T. y Selva, J. (1998). Stability in alexithymia levels: A longitudinal analysis on va- rious emotional answers. Personality and Individual Differences, 24(6), 767-772.

Marty, P. y de M’Uzan, M. (1963). La «pensèe opèratoir e». Revue Françai – se de Psychanalyse, 27, 1.345-1.356.

Nemiah, J.C. (1977). Alexithymia: Theoretical considerations. Psychothe – rapy and Psychosomatics, 28, 199-206.

Parker, J.D., Taylor G.J. y Bagby R.M. (1989). The alexithymia construct: relationship with sociodemographic variables and intelligence. Com – prehensive Psychiatry, 30(5), 434-441.

Parker, J.D., Bagby R.M., Taylor G.J., Endler N.S. y Schmitz P. (1993). Factorial validity of the 20-item Toronto Alexithymia Scale. European Journal of Personality, 7, 221-232.

Posner, D. (2000). Relationship among attachment style, empathy, object representations, and alexithymia. Dissertations Abstracts International Section B, The Sciences and Engineering, 60(10B), 5231.

Sandin, B., Chorot, P., Santed, M.A. y Jiménez, P. (1996). Dimensiones de la alexitimia y estados emocionales de ansiedad, depresión e ira. Psi – quis, 17(1), 37-45.

Schiattino I., Sanfuentes M.T., Lagarribel M., Jara S., Lolas F. y Liberman C. (1998). Influencia de la restricción alimentaria sobre la díada madre- hija. Actas Luso Españolas de Neurología, Psiquiatría y Ciencias Afi – nes, 26(5), 303-308.

ALEXITIMIA Y RELACIONES DE PAREJA            763

764            ALBERTO

ESPINA EIZAGUIRRE

Spanier, G.B. (1976). Measuring dyadic adjustment: New scales for asses- sing quality of marriage and similar dyads. Journal of Marriage and the Family, 38, 15-28.

Taylor, G.J. (2000). Recent developments in alexithymia theory and rese- arch. Canadian Journal of Psychiatry, 45(2), 134-142.

Taylor, G.J., Ryan, D.P. y Bagby, R.M. (1985). Toward the development of a new self-report alexithymia scale. Psychotherapy Psychosomatic, 44, 191-199.

Taylor, G.J., Parker J.D.A., Bagby R.M. yBourke, M.P.(1996). Relationships betweenalexithymia andpsychological characteristicsassociated withea- ting disorders. Journal of Psychosomatic Research, 41(6), 561-568.

Taylor, G.J., Bagby, R.M. y Parker, J.D.A. (1997). Disorder of affect regu – lation: Alexithymia in medical and psychiatric illness. Cambridge: Cambridge University press.

Zung, WW. (1971). A rating instrument for anxiety disorders. Psychoso – matics. 12(6), 371-379.

 emoción y pareja